Sanxenxo Historias de Ayer y de Hoy

 

En este espacio recogeremos temas de interés actual y relacionados con la historia de Sanxenxo y con las vivencias de sus gentes. Visión actual, costumbres y de otras épocas; historia y actualidad de lugares emblemáticos, etc. Por supuesto está invitado todo aquel que quiera aportarnos su visión de un tema de interés o sus recuerdos, enviándonos un email al formulario de contacto o a través de nuestro facebook

No os perdais al apartado de Entrevistas en el cual intentaremos prepararos reportajes de temas relacionados con el municipio de Sanxenxo que sean de su interés por su peculiaridad, importancia actual, artística o histórica...

 

EL AVIADOR PIÑEIRO

El Aviador Piñeiro por Daniel Garrido de su Libro "Ruta marítimo xacobea del mar de Arousa y rio Ulla, Un Don del Apóstol".

Una figura indiscutible en la historia de Sanxenxo, que surge a finales del siglo XIX y se convirtió, a principios del siglo XX, en uno de los mejores aviadores del mundo es José Piñeiro González, “El Aviador Piñeiro”, un ferrolano que, a la edad de 16 años, se había alistado para la guerra de Cuba y, al regresar a España, se quedó en Sanxenxo, pero poco después de ver una exhibición aérea en las, lo vendió todo, incluso una fábrica de gaseosas, para comprarse un monoplano Bleriot; no se pudo convertir en el mejor piloto del mundo debido a las limitaciones del motor de su avioneta, de solo 50 CV. La acrobacia denominada “El Vuelo de la Gaviota”, consistente en tocar con un ala el mar y volver a levantar el vuelo, le hizo famoso en todo el mundo, siendo reclamada su presencia en los grandes eventos acrobáticos. En la botadura del Acorazado Alfonso XII en el Ferrol, superó en tiempo de vuelo al también conocido piloto francés Poumet. En el mes de diciembre del año 1914, realizó en Cuba el primer vuelo invertido (“looping the loop”). Un buen día se estrelló y logrósobrevivir; debido a que era una excelente persona, se ganó la simpatía de todos los habitantes del pueblo, que le votaron como alcalde y recaudaron dinero para comprarle un avión nuevo. Hoy  tiene un monumento en esta ciudad, dedicado a su persona.

 

SANXENXO

 Enviado por Daniel Garrido de su libro "Ruta marítimo xacobea del mar de Arousa y rio Ulla, Un Don del Apóstol".

 

Escudo de Sanxenxo

Los primeros rasgos de ese paraíso, situado  en la Ruta Marítimo Xacobea del Mar de Arousa y río Ulla, se muestran a la vista de los peregrinos cuando, al navegar por la ruta marinera entre la isla de Ons y las costas de SANXENXO, se llenan de gozo con la contem­plación de los extensos arenales de finísima arena que flan­quean el pintoresco pueblo marinero de Portono­vo; más al Norte, se encuentra la playa de A Lanzada, compartida con el Ayuntamiento de O Grove.

Según manifiesta el erudito pontevedrés Celso García de la Riega, en su obra “Galicia Antigua”, el nombre de esta villa procede del culto a Neptuno; por su parte, el Padre Sarmiento afirma que viene de San Genesio o San Ginés. Los primeros contactos de la población indígena con los romanos tienen lugar en el s. II a. de C. con motivo de la expedición de Publio Craso. Posteriormente, fue el propio Julio César quien recorre las rías gallegas y entabla relación con los indígenas “castrexos".

En lo que al escudo y bandera del Concello de Sanxenxo se refiere, con fecha 14-07-2000, la Xunta de Galicia informó favorablemente la propuesta de Rehabilitación del escudo heráldico y la creación de la bandera, tras el estudio llevado a cabo por el funcionario don Victoriano Andrés Otero Iglesias.

El mueble heráldico del escudo Brazo de guerrero con lanza” está inspirado en la Fortaleza y Jurisdicción de La Lanzada, cuya capital era la villa de Sanxenxo

Cuando tiene lugar la formación de los ayuntamientos de Nueva Planta en la provincia de Pontevedra, en el año 1836, a la hora de elegir el sello municipal para estampar en los documentos oficiales, Sanxenxo eligió las armas afines o la Jurisdicción de La Lanzada.

Bandera de Sanxenxo

La bandera está conformada por nueve franjas amarillas y nueve franjas azules. Las amarillas representan a las nueve parroquias que conformaban el municipio, las siete actuales y Arra y Gondar; las de color azul simbolizan las nueve olas de la leyenda y el rito de fertilidad del mar de La Lanzada

Sus principales actividades económicas están basadas en la agricultura y en la pesca, aunque parecer ser que la sal ocupó un lugar importante en la historia de Sanxenxo pues se dice que los fenicios explotaron unas salinas que encontraron en Noalla y aquella zona tenía unas magníficas condiciones naturales para crear unos grandes depósitos para salar el pescado y trasportarlo, posteriormente, a diversos pueblos del Mediterráneo; eso explica el alto índice de población que tuvo esta zona en la antigüedad. Esta industriafue famosa hasta el siglo XVIII y, en el siglo XIX, es modernizada por los fomentadores catalanes para poder competir en el comercio nacional, hubo un momento en el que se ve perjudicada por el diezmo que exigía la Mitra Compostelana aunque  tuvo lugar un movimiento de rebeldía contra el pago de este impuesto lo que supuso un beneficio para la economía gallega.

Vista Panorámica - 1961 (Ed. Artigot)

Hoy, las carac­te­rísticas paisajísticas y gastronómi­cas de esta zona, así como los abundantes miradores y monumen­tos ar­tísti­cos, lo con­vier­ten en un foco de atracción turística de primera magni­tud; también de los puertos de Sanxenxo y Portonovo  salen barcos de turismo para visitar la isla de Ons. Esta isla, que pertenece al municipio de Bueu, ya es citada por  Plinio, que  la conoce como “Aunios”; posteriormente aparece en los documentos cono “Aones”, de donde deriva el topónimo paleoeuropeo Ons:  “Aunes” > “Aones”> “Ones”> “Ões” > “Õõs” > “Ons”.  

Paseo y Playa de Silgar - 1950 (Ed. Artigot)

La Isla de Ons

La isla de Ons que tiene 5,6 km de largo por 1,3 de anchura máxima y 414 hectáreas de superficie, forma parte de un archipiélago popularmente conocido como “As Ons” (Las Ons”), protegido e incluido dentro del Parque Nacional de las Islas Atlánticas de Galicia, formado, además, por la isla de Onza, situada al Sur, y por varios islotes que  se extienden alrededor de ambas. [1]

A Freitosa, el mayor de ellos, junto con su islote gemelo A Freitosa de Terra, ambos muy cerca de la costa al Sur y Oeste de la isla.

Centolo, en su extremo norte, de destacada forma, que se trata de la parte del archipiélago más cercana a tierra firme.

Cairo, situado en frente del antiguo cementerio de la isla. Es un peñón con una característica forma de diente canino (“cairo” en gallego).

A Laxe do Abade, cerca del muelle,  de valor histórico por encontrarse en su cima un sepulcro antropomorfo medieval labrado en la piedra.

A Pedra do Fedorento, al sur de la isla.

A Illa do Xuvenco, al norte.                                                                                                                         

Cón dos Galos, y otros de menor tamaño e importancia. 

Su orografía es amesetada, con una sucesión de elevaciones de cima bastante llana que conforman páramos de tojos y brezos. La máxima elevación se sitúa en el Alto do Cucorno, donde está situado el faro. Entre los oteros aparamados se abren pequeños valles que a menudo coinciden con las ensenadas que penetran en su costa occidental, confiriéndole el peculiar perfil de la isla. Las otras elevaciones de la isla son en Alto da Freitosa, con 97 m. y el Alto da Altura, con 77 m., al sur; y el Alto da Cerrada, con 103 m. y el de O Centolo, con 86 m., al norte.

En el año 2009 habitaban la isla permanentemente 77 personas, observándose un enorme descenso en la población con respecto a mediados del siglo XX, ya que, en el año 1953, llegó a estar habitada por 530 personas. Pero los datos actuales suponen también una cierta recuperación si los comparamos con los de finales de la década de 1980, puesto que, en 1986, la isla contaba tan sólo con 16 habitantes.

Las causas de este descenso demográfico hay que buscarlas en el propio aislamiento del enclave y las consecuentes dificultades de comunicación con el continente, la falta de servicios médicos y sanitarios, dificultad de conseguir permisos para la construcción de nuevas casas (a lo que hay que unirse la imposibilidad de convertirse en propietarios), la falta de energía, a pesar de la instalación de un generador electrógeno que funcionaba solamente unas pocas horas al día (hoy este problema está prácticamente solucionado), etc.
 

Patrimonio Histórico

En Sanxenxo, situado en el área sur de la comarca de O Salnés, podemos encontrar dólmenes[2] o túmulos megalíticos y restos arqueológicos, que prueban la existencia de pobladores desde época muy antigua. Así, encontramos útiles del paleolítico, como el bifax achelense de Randulfe; la línea de mámoas[3](desde el Faro de Noalla a la punta de Montalvo); las 14 hachas de talón de Bronce de Atín, en Mourelos; el castro de Dorrón, etc.

En el centro de la ciudad está situado el pazo conocido como Casa Patiño, que data del siglo XVII; tiene su origen en siglo XVI con la construcción de la Torre defensiva del lado Este, aunque la mayor parte de las edificaciones son del siglo XVIII. En la fachada principal hay una escalera de piedra que se dirige a una terraza y los muros, están adornados con una serie de escudos de armas de las diferentes familias que lo habitaron.

La Iglesia de San Xinés, construida en el siglo XV, estuvo inicialmente ubicada en el lugar de Aldaríz pero fue trasladada, entre los años 1670 y 1780 a las inmediaciones del muelle. Es de estilo gótico marinero,  característico de las Órdenes Mendicantes de los siglos XIV al XVI; tiene una sola nave y rosetón pétreo en su fachada, situado sobre la imagen de la Virgen del Carmen que sostiene al Niño; cuenta también con una torre campanario de estilo  barroco rural construida en el siglo XVIII. Al haber aumentado la población fue preciso construir otro templo con más capacidad; la nueva iglesia, conocida como NuevoTemplo, que fue construida entre los años 1965 y 1976, es la más moderna  entre todas las de este municipio; es un edificio de planta hexagonal, cubierto con tejado de pizarra en forma piramidal escalonada, rodeado de un jardín y con una explanada en la fachada a la que se llega por medio de una serie de escalinatas.

En Portonovo, la parroquia de Adina, que es la más antigua, había sido consagrada a la diosa “Atinna”, “Artaecina”; la iglesia parroquial tiene restos románicos, como los muros y aleros de la nave del año 1170, y una Capilla que conserva una bóveda de crucería  perteneciente al siglo XVI.

En la iglesia de Santa Eulalia de Nantes podemos encontrar una Capilla dedicada al navarro San Juan de Navarrete.

Otra muestra es el conjunto monumental de A Lanzada, en San Esteban de Noalla: está formado por la necró­polis bajorromana; los restos de la Torre ro­mana y la Capilla-Ermita.La Torre ro­mana, o “facho” [4] era una fortaleza construida por los merinos de Iria Flavia, por orden del obispo Sisnando, quefiguraba en los documentos de donación por parte de las Iglesia de Santiago de Compostela, nombrado como “castellum Sce. María Lanceata”. 

 

Este castillo se encontraba en el año 1121 en manos de Doña Urraca y, años más tarde, fue saqueado por los piratas árabes, quedando totalmente destruido después de la guerra de los “irmandiños”.

La Capilla-Ermita de Nues­tra Señora (romá­nica del siglo XIII), tiene una serie de  canecillos representando figuras animales. En este Santuario, en el último Sábado del mes de Agosto, se celebra todos los años, una romería en la que las mujeres mantienen la tradición del “Baño de las Siete Olas”, la noche de San Juan, a la luz de la luna,  solicitando que les concedan marido e hijos.

 

 Torre y Santuario de La Lanzada (Ed. Artigot)

 

Hay quien sostiene que esta leyenda procede de las llamadas “mantidas”, mujeres que crearon una de las más antiguas tradiciones de Galicia: llegaban desde los lugares más alejados de esta región para cumplir con el legendario ritual de las “nueve olas”, consistente en introducirse en la ermita subrepticiamente para expulsar al diablo del cuerpo; una vez dentro del templo, otras mujeres, dando vueltas alrededor de la ermita, gritaban varias veces “¡bótao fóra!” y, una vez que la enferma estaba liberada del diablo, tenía que bañarse en aquellas aguas. 

También en Noalla se pueden visitar el pazo de Quintáns; en Dorrón, el de Bermúdez de la Maza; en Pa­driñán el del Virrey y la Torre de Miraflores; en Bordóns, la Casa solariega del Sear y en Vilalonga, los Pazos del Pardo y de El Revel.

   Ermita de Lanzada (Fotografía Daniel Garrido)

 

En la Parroquia de San Esteban de Noalla, se celebra,  el último sábado de agosto la romería de Nuestra Señora de La Lanzada, en la se entremezclan los actos religiosos, en honor a la Virgen, con manifestaciones paganas. 

A esta Virgen se le atribuyen propiedades y las mujeres que buscan tener un hijo,  conocidas tradicionalmente como "pouvanas", "catalinas" o "mantidas", cumplirán con el ritual y se someterán al ancestral baño que consiste en adentrarse en el agua de la playa de La Lanzada para recibir sobre el vientre el romper de nueve olas; así quedarán embarazadas.

 

  

 

 


[1] : Wikipedia.

[2] Dólmen: Monumento megálitico formado por piedras colocadas verticalmente en ccírculo y cubiertas por una horizontal.

[3] Mámoa: Es el nombre que recibe un dolmen cuando se cubre con tierra; también se llama “medoña”, “medorra”, etc.

[4] “Fachos”: torres estratégicamente situadas en lugares elevados para defenderse de las invasiones enemigas; en ellos se encendían los “facheiros”, que servían de señales, en la costa o en tierra adentro.